Deprecated: mysql_connect(): The mysql extension is deprecated and will be removed in the future: use mysqli or PDO instead in /mnt/target03/362566/www.facesofdrunkdriving.com/web/content/includes/customFunctions.php on line 44
La historia de Jacqui | Los rostros de tomar y manejar Ir a la navegación de contenido, también puede utilizar la flechas arriba y abajo para desplazarse por la página.
In English

Cada rostro cuenta una historia

La suya

es dolorosa

Jacqueline Saburido estaba tomándose un descanso de la universidad cuando vino a los Estados Unidos a estudiar inglés. Había estado en Texas por menos de un mes cuando ocurrió el accidente que cambió su vida para siempre.

El conductor borracho que la chocó recibió una condena de siete años de prisión. La sentencia de Jacqueline es perpetua.

Conoce a Jacqui Saburido.

Bailarina, nadadora, amiga, hija

Jacqui Saburido nació y creció en Caracas, Venezuela. Era hija única y vivía con su papá luego de que sus padres se divorciaran. Le encantaba ir a la playa, bailar y reunirse con sus amigos.

Jacqui quería ayudar a su papá en la fábrica de aire acondicionado de su familia luego de culminar sus estudios de ingeniería industrial en la universidad. Pero primero quería aprender a hablar inglés.

No todos murieron

Natalia Bennett y otros cuatro se dirigían a su casa después de convivir en una fiesta de cumpleaños en Austin. La pasajera en el asiento delantero era Jacqui Saburido. Era un poco después de las 4:00 de la mañana del domingo 19 de septiembre de 1999.

Reggie Stephey, de 18 años de edad, también se dirigía a su casa. Él había estado tomando. A menos de una milla de su casa, Reggie se salió de su carril y chocó de frente contra el automóvil de Natalia. Natalia Bennett y Laura Guerrero murieron allí mismo.

Jacqui sufrió quemaduras de tercer grado en 60 por ciento de su cuerpo, luego de que el automóvil se incendiara.

Escucha la llamada del 911

Una decisión. Muchas víctimas.

Reggie estudiaba el último año de escuela secundaria en Austin. Un deportista, tenía esperanzas de recibir una beca de deportes para ir a la universidad. Esos sueños desaparecieron cuando se fue a tomar alcohol con sus amigos e intentó manejar de regreso a casa. Se salió de su carril y chocó su camioneta contra un automóvil que llevaba a cinco personas.

Dos de ellas murieron en ese instante. Jacqui Saburido casi se quema viva cuando el automóvil se incendió.

Reggie fue condenado por dos delitos de homicidio en estado de ebriedad y sentenciado a siete años en la prisión del estado. Fue liberado en el año 2008. Su vida nunca volvió a ser la misma.

Toda una vida de recuperación

Lo único que Jacqui recuerda del accidente es el zumbido de las aspas del helicóptero que vino a llevársela al hospital. Las extensas quemaduras de tercer grado le quemaron los ojos y la dejaron ciega, le derritieron el cabello, la dejaron sin orejas, labios, nariz ni párpados, además le robaron el uso de las manos. Los médicos no esperaban que sobreviviera.

Pero lo hizo. Jacqui ha tenido más de 100 operaciones desde el accidente. Cuando las cuentas médicas llegaron a los 5 millones de dólares hace varios años, dejó de sacar cuentas del total de gastos. No tiene seguro médico.

La vida de adolescente divertida y sin preocupaciones que conocía Jacqui en Caracas había desaparecido para siempre. Su apariencia y capacidad de vivir de manera independiente se esfumaron hace más de una década, junto con sus planes de una carrera y una familia. Continúa sin tener alguna certeza de lo que le espera en el futuro.

Crédito de las fotos: Rodolfo Gonzalez y el Austin American-Statesman

Padre. Cuidador. Mejor amigo.

Amadeo Saburido, el padre de Jacqui, ha estado a su lado desde el comienzo. Dejó su negocio, su casa y su país para atender y cuidar a Jacqui durante su recuperación. Los días se convirtieron en meses, y los meses en años. Él la vistió, la bañó y le dio de comer, y estuvo allí antes y después de cada operación.

Amadeo sigue siendo la persona más importante en la vida de Jacqui.

Mil millones y contando

En una de sus muchas conferencias de prensa, Jacqui dijo una vez con mucha valentía: “Incluso si tengo que sentarme aquí frente a una cámara sin orejas, sin nariz, sin cejas y sin pelo, lo haría mil veces si ayuda a alguien a tomar la decisión correcta”. Sus deseos de que los demás no sufran los horrores de su experiencia llevaron a Jacqui a participar en la campaña del Departamento de Transporte de Texas para pedirles a las personas que no tomen y manejen.

Desde el accidente, ella ha dado docenas de entrevistas en todo el mundo, incluso ha estado en el show de Oprah Winfrey dos veces.

La última vez que se sacó la cuenta, MIL MILLONES de personas habían oído su historia.

Una nueva vida

Jacqui antes sentía lástima de sí misma y lloraba todos los días, durante cinco minutos, pero continuó haciendo lo que tenía que hacer. Citas médicas. Cirugías. Terapia. Hablando por teléfono con los amigos. Viajes. Correos electrónicos.

Al pasar de los años ha recuperado parte de la vista y uso de las manos.

La vida que tiene ahora no es la vida que esperaba ni que quiso algún día, pero es su vida y ha logrado acostumbrarse.

Conmovida por los demás

Jacqui recibe cartas de niños en la escuela. La gente le envía donaciones para ayudarle a pagar los costos de sus operaciones. Recibe tarjetas de saludos y peluches, los niños le hacen dibujos y las personas la reconocen en la calle y la saludan.

Jacqui les llega al alma de las personas, y a su vez ellas la llenan de amor y apoyo.

A pesar de todas las dificultades que atraviesa, su fe y la cantidad de personas que la apoyan la motivan a seguir adelante.

Comparte esta historia

Copyright © 2017. Departamento de Transporte de Texas. Todos los derechos reservados.

Este sitio fue diseñado para Internet Explorer 8 o superior. Actualiza tu navegador a la última versión de Internet Explorer, o descargar las últimas versiones de Chrome, Firefox, o Safari.

Si usas Internet Explorer 8 y sigue viendo este mensaje, asegúrese de que el modo de compatibilidad está desactivado. El modo de compatibilidad hará que la página tal y como se ve en Internet Explorer 7 y mostrar este mensaje.